Itinerario de viaje a Sri Lanka 15 días por libre

Sri Lanka es conocida como la Lágrima de la India por su forma y la proximidad con el subcontinente indio. Algunos dicen que viajar a Sri Lanka es como viajar a la India para principiantes pero después de haber visitado ambos te adelantamos que no tiene nada que ver. La antigua Ceilán es otro mundo, muchísimo más tranquilo y amigable.

Aunque es una isla pequeña, con una superficie menor a Andalucía en España, tiene muchos lugares que visitar y mucho que ofrecer. Allí encontrarás playas repletas de palmeras y arena dorada donde practicar surf, colinas enteras de plantaciones de té, imponentes cascadas, grandes montañas, variedad de fauna en sus Parques Nacionales, yacimientos arqueológicos, templos budistas y, lo mejor de todo, la hospitalidad de su gente siempre dispuesta a ayudar.

En resumen, Sri Lanka es un destino muy completo, seguro, económico y muy fácil de recorrer por libre. A continuación te dejamos una ruta optimizada para visitar los mejores lugares que ver en Sri Lanka en 15 días por libre. ¿Empezamos? ¡Empezamos!

Puente de los 9 Arcos en Ella

No vayas a Sri Lanka sin un buen seguro de viaje.
¡Haz click abajo para tener 5% de descuento!

¿Cuántos días son necesarios para ver Sri Lanka?

Es un país pequeño y casi se podría visitar los puntos más turísticos en una semana pero estaríamos perdiéndonos mucho de lo tiene que ofrecer. Si te preguntas cuántos días ir a Sri Lanka para conocer un poco las principales zonas del país creemos que mínimo hay que dedicarle 10 días, aunque lo óptimo serían unos 15 días en total. Además, viajar a Sri Lanka para estar menos de 2 semanas no compensa desde nuestro punto de vista por el largo viaje y el precio de la visa que son 50$.

Si quieres estar más tiempo no tendrás problema. Puedes añadir paradas en zonas menos turísticas a tu itinerario, viajar más despacio y quedarte más tiempo en algunas zonas a descansar o mezclarte con la amable gente local. La ventaja de viajar a Sri Lanka por libre es que tú decides hasta donde profundizar en tu recorrido.

Plantaciones de té en Nuwara Eliya
Plantaciones de té en Nuwara Eliya

Ruta por Sri Lanka en 15 días por libre

Día 1: Negombo

Llegamos temprano al aeropuerto internacional de Sri Lanka situado a 35 km de la ciudad de Colombo. Aunque puedes iniciar la ruta por el país desde la capital, nosotros te recomendamos empezar desde Negombo por 2 motivos:

  1. Al contrario de lo que cabe esperar Negombo está a tan solo 9 km del aeropuerto. mucho más cerca que Colombo.
  2. Negombo es una ciudad mucho más tranquila que Colombo para empezar tu viaje sin estrés. No te preocupes, al terminar la ruta podrás dedicarás el último día a visitar los principales atractivos turísticos de Colombo, que por otro lado no son muchos.
Atardecer en la playa de Negombo
Atardecer en la playa de Negombo

Recien llegados a Negombo fuimos al hotel a dejar nuestras mochilas para comenzar a explorar la ciudad. En este caso nos alojamos en Marcelin Family Villa, una pequeña guesthouse familiar y económica.

En Negombo visitamos el mercado de pescado local que tiene mucho ambientillo por la mañana y merece la pena verlo. De camino también paramos en las iglesias de San Sebastián y Santa María, el Canal Holandés, callejeamos por sus calles viendo la vida local y acabamos el día viendo el atardecer en la playa de Negombo.

Iglesia de San Sebastián en Negombo
Iglesia de San Sebastián en Negombo
Poniendo pescado a secar en el Fish Market
Poniendo pescado a secar en el Fish Market

Día 2: Anudharapura

El siguiente día nos trasladamos de Negombo hasta Anudharapura en un autobús local que tardó aproximadamente unas 4 horas. Allí nos alojamos en Sunhilll Lake Tourist Rest situado muy cerca del centro pero en una zona muy tranquila al lado de un lago.

Anudharapura es una de las tres ciudades que forman el triángulo cultural de Sri Lanka y fue una antigua capital del país. Esta ciudad es un lugar de peregrinación budista y alberga varios templos y estupas.

La entrada al recinto arqueológico cuesta 25$, que no es barato y por desgracia no es la única entrada del país que pica en el bolsillo. Por suerte también se pueden visitar varios templos de forma gratuita o pagando una pequeña entrada. Personalmente nosotros fue lo que hicimos ya que viajamos varios meses y hay que sacrificar algunas cosas para mantener el presupuesto.

Árbol Sagrado de Bodhi
Árbol Sagrado de Bodhi
Devotos llevando ofrendas en Anudharapura
Devotos llevando ofrendas en Anudharapura

Visitamos en primer lugar el árbol de bodhi sagrado Jaya Sri Maha Bodhi, el árbol más antiguo del mundo y donde los budistas dejan sus ofrendas y rezan. Vale la pena acercarse a verlo y observar la fé budista de todas las personas que dejan sus ofrendas. Después fuimos a ver la estupa blanca de Ruwanwelisaya y el templo Isurumuniya.

Día 3 y 4: Dambulla, Sigiriya y ruinas de Polonnaruwa

Desde Anudharapura nuevamente cogimos un autobús local dirección Dambulla, donde hicimos campamento base para visitar tanto la propia ciudad de Dambulla como Sigiriya y las ruinas de Polonnaruwa.

Nada más llegar a Dambulla fuimos al hotel a dejar las mochilas, aquí nos alojamos en The Green Village Dambulla, uno de los mejores alojamientos en los que estuvimos en Sri Lanka regentado por una familia encantadora, barato y un desayuno espectacular.

Buda reclinado en el interior de una de las cuevas del Templo de Oro
Buda reclinado en el interior de una de las cuevas del Templo de Oro

Lo más importante que hay que ver en Dambulla es el Templo de Oro, también conocido como Cave Temple (Templo de la Cueva) por sus 5 cuevas repletas de representaciones, figuras y pinturas de Buda.

Después de ver este templo nos fuimos directos a Sigiriya para visitar uno de los iconos de Sri Lanka: la Roca del León y la mejor forma de verla es desde el monte Pidurangala, situado justo enfrente. Para más detalles de cómo visitarlo puedes leer nuestro artículo sobre qué ver en Sigiriya y cómo visitar la Roca del León.

Vistas a la Roca del León desde el monte Pidurangala
Vistas a la Roca del León desde el monte Pidurangala

El siguiente día lo dedicamos a explorar las ruinas de la ciudad de Polonnaruwa, otra ciudad que también fue capital de Sri Lanka después de Anudharapura y que forma parte del Triangulo Cultural de Sri Lanka. La entrada al recinto cuesta 25$ y la mejor forma de visitarla es alquilando una bici.

Cuadrángulo en Polonnaruwa
Cuadrángulo en Polonnaruwa

Día 5: Kandy

Desde Dambulla cogimos un autobús local hasta la ciudad de Kandy. A nosotros esta ciudad no nos gustó ni tiene grandes cosas de interés, por lo que si tienes poco tiempo recomendamos no perder tu valioso tiempo en ella e ir solo para coger el tren a Nuwara Eliya o Ella.

En cualquier caso te contamos qué es lo que hicimos nosotros por si quieres darle una oportunidad. Nada más llegar a Kandy, fuimos a nuestro alojamiento Old Town Hotel, un hostel tranquilo con terracita y un buen desayuno. Después de ponernos cómodos visitamos el Gran Buda Blanco conocido como Bahiravokanda Vihara que tiene unas buenas vista de la ciudad y el lago de Kandy.

Por la tarde fuimos al Templo del Diente de Buda, un lugar de peregrinación budista y muy importante para la religión por tener como reliquia un colmillo del mismísimo Siddharta Gautama. Es uno de los lugares más importantes que ver en la ciudad aunque sinceramente si no eres budista no tiene nada de especial.

Gran Buda Blanco en lo alto de Kandy
Gran Buda Blanco en lo alto de Kandy
Templo del Diente de Buda en Kandy
Templo del Diente de Buda en Kandy

Día 6 y 7: Nuwara Eliya

Desde Kandy cogimos el famoso tren Kandy – Ella, pero nosotros nos bajamos en Nanu Oya, la estación más cernada a Nuwara Eliya porque también queríamos visitar esta zona del país. La ventaja de hacer esto es que además divides el trayecto de 7 horas hasta Ella en dos, estando solo 4 horas en el tren para que no sea tan pesado.

Los siguientes días visitamos el pueblo de Nuwara Eliya llamado La Pequeña Inglaterra debido a los muchos edificios y casas británicas de origen colonial que tiene. Este pueblo también es famoso por ser una de las zonas del país donde se produce mayor cantidad de té para su exportación.

En Nuwara Eliya dormirmos en un tranquilo hostel en una zona tranquila pero cerca del centro llamado Siril Guesthouse Hotel.

Cascada Ramboda desde el aire

El primer día fuimos a las cascadas Ramboda que se puede ver desde distintos miradores y después nos acercamos a una fábrica de té. Aunque hay varias en la zona nosotros visitamos la fábrica de té Bluefield que está cerca de Ramboda Falls.

Allí hicimos un tour guiado en el que recorrimos la fábrica y nos explicaron todo el proceso del té desde su recolección hasta su venta. El tour es gratuito y al final dejas una propia a tu elección si te ha gustado la experiencia. También incluye una taza de degustación de una de las variedades que cultivan. Si quieres también puedes dar un paseo por las plantaciones y ver como trabajan las mujeres recolectando hojas.

Por la tarde nos dedicamos a caminar por las calles del pueblo donde vimos el edificio de la Oficina de Correos, el Mercado Central y las casas de origen colonial repartidas por todas partes.

Torre del Edificio de Correos en Nuwara Eliya
Torre del Edificio de Correos en Nuwara Eliya
Puesto de frutas en el Mercado Central de Nuwara Eliya
Puesto de frutas en el Mercado Central de Nuwara Eliya

El segundo día nos acercamos a la zona del lago Gregory, donde hay mucha vida local aunque a nosotros no nos gustó especialmente. De camino te encontrarás un hipódromo que llama bastante la atención en una isla como Sri Lanka. Después caminamos hasta la cascada Lover’s Leap que cae por un curioso precipicio que parece la esquina de un muro. No es muy turística, así que te recomendamos ir a verla si tienes tiempo. Por último, también puedes darte un paseo por el Queen Victoria Park, los jardines botánicos Hakgala o hacer una visita al templo hinduista Seetha Amman.

Día 8 y 9: Ella

Por la mañana cogimos el tren de Nanu Oya a Ella para conocer una de las zonas más famosas del país. En Ella dejamos nuestras mochilas en el alojamiento para comenzar a explorar, en este caso nos quedamos en Sadew Home Stay, una guesthouse familiar muy económica, con una terraza con vistas y un desayuno muy bueno cada mañana. Además, la dueña también ofrece la opción de cenar en el propio alojamiento y ya te avisamos que cocina muy rico.

Entre las cosas que ver y hacer en Ella destacamos subir al Little Adam´s Peak, caminar por encima del famoso Puente de los 9 Arcos y ver la cascada Ravana.

Vistas desde Little Adam´s Peak con la cascada Ravana al fondo
Vistas desde Little Adam´s Peak con la cascada Ravana al fondo

Desde Ella cogimos dos autobuses locales para ir a nuestra siguiente parada: el Parque Nacional de Yala. El primer bus de Ella a Wellawaya y después otro Wellawaya a Tissamaharama. Hay un autobús directo que viene de Kandy pero pasa con menos frecuencia, pregunta en tu alojamiento para asegurarte.

Puente de los 9 Arcos en Ella
Puente de los 9 Arcos en Ella

Día 10: Parque Nacional de Yala

El pueblo de Tissamaharama es la mejor zona para alojarte si quieres visitar el Parque Nacional de Yala. En nuestro caso nos alojamos en Tissa Lake Resort un hostal que recomendamos sin duda. Es barato, fueron muy atentos con nosotros y nos ayudaron en todo lo que podían y más. Aunque llegamos algo tarde el día anterior nos dio tiempo a ver los murciélagos de la fruta que salen todos los días al atardecer cerca del lago para buscar comida.

El día 10 del viaje nos levantamos muy temprano porque a las 4:30 de la mañana nos recogió el jeep para hacer un safari por el Parque Nacional de Yala, el lugar del mundo con mayor concentración de leopardos. Nosotros hicimos el safari de día completo con la empresa Yala King Safari y a pesar de que nos gustó se nos acabó haciendo un poco pesado por la duración. Aunque no hubo suerte con el leopardo vimos un montón de fauna salvaje diversa, incluidos varios elefantes con sus crías y es una excursión que recomendaríamos.

Amanecer en el Parque Nacional de Yala
Amanecer en el Parque Nacional de Yala

Si tienes poco tiempo o vas en época seca puedes hacer el safari de medio día ya que es más fácil ver a los leopardos y creemos que es más que suficiente. En época de lluvias hay más agua en el parque y los leopardos salen menos a beber, por lo que es más complicado verlos. Aún así vimos un montón de animales como varios grupos de elefantes, monos, cocodrilos, mangostas, ciervos, lagartos, pavos reales, conejos, camaleones, búfalos de agua y varios tipos de aves.

El safari de todo el día cuesta unos 27000 LKR por persona e incluye desayuno, comida, entrada al parque, guía y jeep. Ten en cuenta que este safari no es como un safari en África así que lleva las expectativas controladas si has estado en alguno.

Langur en un árbol en el Parque Nacional de Yala
Langur en un árbol en el Parque Nacional de Yala
Elefantes en el Parque Nacional de Yala
Elefantes en el Parque Nacional de Yala

Día 11, 12, 13, 14: Tangalle, Mirissa y Galle

Desde Tissamaharama nos fuimos al sur de Sri Lanka para relajarnos y disfrutar los últimos 4 días del viaje en sus playas.

Nosotros nos fuimos moviendo y nos alojamos en distintas zonas, la primera cerca de Tangalle en Tanzanite Place, después en Mirissa en Il Mio y por último en Unawatuna en Ocean on house. Si estas recorriendo Sri Lanka en tuktuk o conduces moto o scooter también puedes alojarte en un solo lugar y acercarte a las distintas playas y zonas que quieras visitar desde ahí o hacer como nosotros e ir cambiándote de alojamiento.

En nuestro caso alquilamos una moto para movernos e ir a ver los puntos de interés y las distintas playas de cada zona por nuestra cuenta. Además te da la libertad de moverte a tu rollo y no depender de autobuses locales o negociar los tuktuks.

Silent Beach en Tangalle desde el aire
Silent Beach en Tangalle desde el aire

En Tangalle fuimos a Dickwella Beach famosa por su Turtle Point. Tenemos que decir que aunque hay varios carteles de no tocar las tortugas el “centro de conservación” de la playa las alimenta con algas para atraerlas y mantenerlas en la zona, una práctica que no acaba de parecernos lícita, además de haber mucha gente rodeándolas sin mantener la distancia.

También nos acercamos a otras playas como Hiriketiya Beach, una playa surfista que aunque es bonita estaba demasiado masificada. Al final siempre volvíamos a Silent Beach, porque estaba justo al lado de nuestro hotel y fue la playa más tranquila en la que estuvimos en todo Sri Lanka.

Japanese Peace Pagoda en Unawatuna
Japanese Peace Pagoda en Unawatuna
Atardecer en Mirissa
Atardecer en Mirissa

En Mirissa visitamos el famoso Coconut Tree Hill, la propia playa de Mirissa, Parrot Rock, y la para nada secreta Secret Beach.

Desde Unawatuna visitamos Galle y su Fuerte, Jungle Beach (que estaba muy llena de basura), White Jungle Beach, Japanese Peace Pagoda, Dalawella Beach con su Frog Rock y la zona de Ahangama donde están los pescadores zancudos. Estos, por cierto, solo se suben a sus estructuras de madera para cobrar a cambio de que les hagan fotos ya que actualmente esta curiosa forma de pescar no se practica y se ha perdido la tradición.

White Jungle Beach en Unawatuna
White Jungle Beach en Unawatuna
Faro en el Fuerte de Galle
Japanese Peace Pagoda en Unawatuna

Día 15: Colombo y vuelta a España

El último día cogimos un tren desde Unawatuna directo a Colombo. Si tienes tiempo, según la hora de salida de tu vuelo y lo que madrugues, en Colombo puedes visitar la Lotus Tower, la mezquita Jami Ul-Alfar, recorrer mercado Pettah y el templo Gangaramay.

Te dejamos aquí también otras actividades típicas para hacer en la capital de Sri Lanka:

Esperamos que esta ruta que hemos intentado optimizar al máximo te haya servido de ayuda para planificar que hacer en Sri Lanka en 15 días y disfrutar a tope de este país.

Si tienes cualquier duda sobre este itinerario escríbenos un comentario o mándanos un mensaje por redes sociales e intentaremos echarte un cable. ¡Nos vemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Puede que esto te interese