Khao Yai, cómo visitar el primer Parque Nacional de Tailandia

Mono en el Parque Nacional de Khao Yai
Mono en el Parque Nacional de Khao Yai

Khao Yai es el primer Parque Nacional de Tailandia y mucho menos conocido que las islas del sur o las ciudades del norte del país. Alejado de las rutas más típicas de los turistas pero aún lo suficientemente cerca como para poder desviarse un par de días.

Khao Yai es la zona con mayor biodiversidad del país por lo que cuenta con una fauna impresionante que podrás observar en plena naturaleza si vas a visitarlo. Entre otros podrás encontrar elefantes salvajes, gibones, cálaos bicornes, ciervos, puercoespines, escorpiones y serpientes. Incluso habitan en él tigres y osos negros aunque en números muy reducidos.

¿Quieres saber más? ¡Pues sigue leyendo!

Dónde está Khao Yai

El Parque Nacional de Khao Yai se encuentra al nordeste de Tailandia, a tan solo 175 kilómetros de Bangkok.

En la actualidad se corresponde con el tercer parque más grande de todo el país ocupando 2.168 kilómetros cuadrados con una gran cantidad de especies tanto de animales como de aves, así como varias cascadas impresionantes. La mayor parte de su extensión se encuentra en la provincia de Nakon Ratchasima y el resto de zonas corresponden a otras provincias como Saraburi, Prachinburi y Nakhon Nayok.

Como dato, en el 2005 el Parque de Khao Yai fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ¡y no es para menos!

Vista del Parque de Khao Yai
Vista del Parque de Khao Yai

Cómo llegar a Khao Yai

Para llegar a Khao Yai desde Bangkok la mejor opción es hacerlo en un autobús o minivan (furgoneta donde meten más gente de la que cabe). Deberás ir a la estación de Mo Chit desde donde salen todos los autobuses con dirección a Pak Chong, la ciudad más cercana al Parque. Si viajas con un presupuesto ajustado te recomendamos ir en minivan ya que ahorrarás tiempo y dinero. Además, siempre hay furgonetas disponibles para realizar este trayecto.

Si tienes muchas ganas y poco tiempo otra opción es hacer una excursión en el día desde Bangkok, puedes llevar la excursión contratada desde casa o contratarla en las múltiples agencias turísitcas que hay. Nosotros no lo recomendamos porque gran parte del día lo perderás en traslados en lugar de estar disfrutando del propio Parque. Es una opción a considerar únicamente como último recurso.

Desde Ayutthaya la mejor opción para llegar a Khao Yai es coger un tren dirección Pak Chong. Este tren suele tardar entre 1 hora y media y 3 horas dependiendo del que cojas, puedes comprobar los horarios en esta página. También puedes coger este tren desde Bangkok pero tardará algo más que el bus o la minivan y generalmente es más caro. Estos horarios pueden variar así que recuerda comprobarlos en la estación con antelación.

Si te encuentras en otra ciudad de Tailandia cercana a Khao Yai deberás ir a la estación local y preguntar por los autobuses hasta Pak Chong. Por ejemplo, nosotros veníamos de Lop Buri y cogimos una minivan que nos dejó en una gasolinera cerca de Khao Yai y allí nos vinieron a recoger de nuestro alojamiento.

Dónde alojarse en Khao Yai

La principal zona donde alojarse si vas a visitar el Parque Nacional de Khao Yai es a lo largo de la carretera que comunica Pak Chong con la entrada del Parque o en la propia ciudad de Pak Chong. A lo largo de esta carretera encontrarás gran variedad de alojamientos para todos los bolsillos, desde modestas guesthouses hasta resorts de lujo.

Nosotros nos alojamos en Greenleaf Guesthouse & Tour que aparte de tener una guesthouse con restaurante ofertan dos tours guiados, uno de medio día y otro de día entero. Aunque es un alojamiento básico, con ventilador y sin agua caliente lo recomendamos mucho ya que el trato que recibimos fue inmejorable. Además, al hacer el tour con ellos se encargan del traslado tanto al llegar a Pak Chong como al terminar el tour, acercándote a la estación de autobuses o tren para que continúes tu viaje. La habitación cuesta 300 THB la noche.

Si te apetece algo diferente también tienes la posibilidad de pernoctar dentro del Parque en bungalows o con tu propia tienda de campaña en zonas habilitadas. ¡Seguro que es toda una experiencia dormir rodeado de tantos animales!

Gibon blanco en un árbol de Khao Yai
Gibon blanco en un árbol de Khao Yai

Mejor época para visitar Khao Yai

Sin duda la mejor época para disfrutar todo lo que esconde el este Parque es de noviembre a mayo, es decir, en la estación seca. Por supuesto puedes ir en cualquier otra época, pero ten en cuenta que si coincide con la estación de lluvias habrá bastantes sanguijuelas debido a la humedad. En cualquier caso siempre debes ir con protección puesto que al recorrer zonas de selva virgen pueden aparecer igualmente. Nosotros fuimos en noviembre y ¡ni rastro de ellas!

A riesgo de otros inconvenientes, ir en la estación de lluvias puede ser la mejor opción si eres un fanático de las cascadas. ¡Las verás en todo su esplendor!

Cómo visitar Khao Yai

Existen varias formas de visitar el Parque dependiendo de tus preferencias, de tu presupuesto y del tiempo que le quieras dedicar.

El Parque Nacional de Khao Yai se puede visitar por libre, la entrada cuesta 400 THB y, una vez dentro, en el Centro de Visitantes te mostrarán varias propuestas de rutas. Ahí mismo puedes contratar un guía oficial del Parque pero algunas rutas se pueden hacer fácilmente por tu cuenta. Debes saber que el Centro de Visitantes está a unos 6 kilómetros de la entrada pero es fácil llegar haciendo autostop o ir con tu propio vehículo.

Puedes recorrer el parque con tu coche o moto por las carreteras habilitadas en las que está permitido el tránsito y ver algunos animales libres. La parte mala de esta opción es que si vas por tu cuenta es muy probable que te pierdas la gran mayoría de la fauna por no saber en qué zonas se encuentran, cuáles son sus comportamientos o simplemente no ser capaz de verlos debido a su camuflaje natural.

Gecko alimentándose del néctar de un insecto
Gecko alimentándose del néctar de un insecto
Escorpión en la selva de Khao Yai
Escorpión en la selva de Khao Yai

Sin embargo, hay otra muy buena forma de visitarlo y es contratando una excursión organizada, que no un guía del Centro de Visitantes. Nosotros tendemos a ir siempre por libre pero en este caso nos pareció que las ventajas eran muy claras.

Contratamos una excursión de un día completo con la empresa Greenleaf Guesthouse & Tour por 1500 THB donde se incluye: la entrada al Parque Nacional de Khao Yai, el transporte, tentempié, almuerzo, agua, calcetines antisanguijuelas y un guía de habla inglesa. ¡Y lo recomendamos mucho! Si quieres saber más sobre esta excursión organizada te lo contamos todo a continuación.

Un árbol de Bodhi gigante en la selva de Khao Yai
Un árbol de Bodhi gigante en la selva de Khao Yai
Gibon en su hábitat natural en Khao Yai
Gibon en su hábitat natural en Khao Yai

Excursión de un día por el Parque Nacional de Khao Yai

La visita a Khao Yai comienza a las 8 de la mañana cuando te recogen en tu alojamiento, ya sea en la propia guesthouse de Greenleaf u otro hotel. Después de entrar al Parque, nos ponemos los calcetines antisanguijuelas y recibimos ciertas instrucciones para nuestra seguridad en la primera visita del día, el Centro de Visitantes. Aquí te informarán un poco de las características del Parque, el tipo de fauna que habita y muchos otros datos interesantes. En cuanto pones un pie en el recinto puedes encontrar fauna por todas partes, eso sí, debes estar muy atento porque algunos animales pasarán totalmente desapercibidos si no te fijas bien.

Después de ponernos en situación comienza una caminata de unas 2-3 horas por selva virgen en la que tendrás la oportunidad de ver gran diversidad de fauna en su habitat natural como gibones, cálaos bicornes, escorpiones, serpientes, arañas, etc. Nuestra guía nos iba contando durante todo el trekking datos interesantes de la flora y fauna que íbamos viendo y se preocupaba de que no nos perdieramos nada gracias a un telescopio que llevaba en todo momento.

Pasado un tiempo intentando avistar elefantes salvajes, sin mucho éxito en nuestro caso, toca una parada para almorzar al aire libre y descansar un rato. Después de comer nuestro guía nos lleva a visitar la impresionante cascada de Haew Suwat, en la cual, como dato curioso, se rodó la escena de la película La Playa cuando Leonardo Dicaprio salta al agua desde lo alto.

Continuamos el recorrido de vuelta donde tuvimos la suerte de ver un ejemplar de elefante salvaje. Nuestro guía gracias a que se comunicaba con otros por radio logró llevarnos rápidamente a ver un macho joven y solitario que había salido de la espesura antes de que volviera a esconderse en la selva. ¡La mejor forma de terminar un día íncreíble por el Parque Nacional de Khao Yai!

Cascada Haew Suwat en Khao Yai
Cascada Haew Suwat en Khao Yai

Bajo nuestro punto de vista y la experiencia vivida, hacer esta excursión organizada fue la mejor opción para visitar el Parque, en gran medida gracias a nuestra guía. El papel que jugó fue clave para poder disfrutar de la fauna local, nos explicó mucha información interesante y curiosa, nos llevó a las zonas donde sabía que podíamos encontrar animales o los diferenciaba camuflados en la maleza o en las ramas y, lo más importante de todo: ¡consiguió que viéramos elefantes salvajes! Todo ello de manera segura para que nadie se perdiera o hubiera algún incidente.

Nos sentimos realmente a gusto con ellos durante toda la visita a Khao Yai así que si te interesa venir al Parque puedes pedirles información a través de la web de Greenleaf Guesthouse.

Consejos para visitar Khao Yai

Seguro que con todo lo que has leído te han dado ganas de conocer Khao Yai y la gran biodiversidad de Tailandia. A continuación te vamos a contar algunos consejos extra para que tu visita a Khao Yai sea perfecta:

  • Lleva un calzado cómodo y cerrado que tenga buen agarre. Tendrás que hacer un trekking por la selva y dependiendo de la época en la que vayas puede haber zonas bastante embarradas debido a las lluvias.
  • Algo muy importante y que nos hicieron mucho hincapié es ir con pantalones largos y calcetines antisanguijuelas. Al recorrer zonas de selva los mosquitos estarán presentes en toda tu visita así como otros insectos y animales.
  • No olvides el repelente de mosquitos, la crema de sol y gorra o sombrero para protegerte del sol.
  • Te recomendamos llevar una chaqueta o sudadera, sobre todo por la mañana y la noche. En los desplazamientos y en algunas zonas puede que incluso tengas frío.
  • Si no has contratado una visita guiada y vas por tu cuenta, no te olvides llevar mucha agua. Aunque en el Centro de Visitantes podrás comprar algo para beber e incluso comer.
  • Si puedes evitarlo no vayas en fin de semana dado que habrá mucha más gente.
  • No te olvides de ir con un buen seguro de viajes. Queramos o no estamos corriendo ciertos riesgos al visitar el Parque por lo que es totalmente necesario para evitar problemas mayores y no arruinar nuestras vacaciones.

Esperamos que este post te haya sido de ayuda y te decidas a visitar el Parque Nacional de Khao Yai. Un lugar que no suele estar en las rutas turísticas y sin embargo merece mucho la pena.

Escríbenos un comentario si nos recomiendas algún otro Parque Nacional en Asia. Y por supuesto, si tienes cualquier duda ¡déjanosla abajo e intentaremos ayudarte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede que esto te interese