¿Qué ver y hacer en Pai? 7 lugares imprescindibles

bamboo bridge lxp
Bamboo bridge, Pai

Pai es un pequeño pueblo en la provincia de Mae Hong Son, al norte de Tailandia. Se encuentra muy cerca de la frontera con Myanmar y a tan solo 146 kilómetros de Chiang Mai, una de las ciudades más visitadas del país. 

Este pueblo se ha hecho popular por el ambiente mochilero y bohemio. Esencia que hoy en día todavía conserva, aunque con la llegada del turismo de masas poco a poco va decayendo. La gran mayoría de los turistas que llegan aquí son jóvenes mochileros occidentales, creando un ambiente perfecto para conocer a otros viajeros. 

Si todavía estás pensando si merece la pena incluir Pai en tu itinerario por Tailandia te enseñamos nuestros 7 lugares imprescindibles para que no te lo quieras perder.

Cómo llegar a Pai

Para llegar a Pai primero hay que dirigirse a Chiang Mai. Desde allí ir a Pai es muy sencillo. Lo más fácil es contratar el trayecto en minivan en cualquiera de los cientos de agencias de turismo de la ciudad o en vuestra guesthouse. El trayecto con recogida en tu alojamiento debería costar sobre 200 baht.

Puedes comprar el ticket directamente en la estación de autobuses Arcade Bus Terminal de Chiang Mai por 150 baht. Sin embargo, a menos que puedas ir caminando, llegar te costará otros 30 baht en songthaew (furgonetas pick up públicas de color rojo).

El trayecto en minivan se puede hacer un poco largo y pesado. La carretera que une Chiang Mai con Pai es famosa por ser una carretera de montaña con más de 700 curvas en menos de 150 kilómetros de recorrido. Tardarás en llegar unas 3 horas y media desde que te recojan en Chiang Mai, con parada técnica incluida en el chiringuito asociado con la compañía que te lleve. 

Otra opción para llegar a Pai es alquilando una scooter. La carretera antes mencionada, que puede ser la pesadilla de cualquiera que se maree en coche, es preciosa para disfrutar desde una moto. Muchos mochileros optan por esta opción que permite mucha más flexibilidad. Eso sí, ten en cuenta que la carretera no es para principiantes y unido a la falta de respeto por la seguridad vial de los conductores del sudeste asiático sólo te lo recomendamos si tienes suficiente pericia y experiencia previa. Además, suele haber controles por lo que si no tienes el carnet de conducir internacional con el sello de moto la multa será de 500 baht.

Cómo salir de Pai hacia otras ciudades

Para salir de Pai en minivan sólo tendrás que dirigirte a la pequeña estación de autobuses en plena calle principal. Allí venden billetes para Chiang Mai con salidas entre las 7 am hasta las 5 pm por 150 baht. También venden tickets para Sopong en Mae Hong Son con salida a las 8:30 am.

Mejor época para ir a Pai

Por su situación en las montañas al norte de Tailandia la temperatura en Pai es normalmente más fresca que en el resto del país. El mejor momento para ir suele ser entre noviembre y febrero como la mayoría de países del sudeste asiático continental. En esta época es la temporada seca y el calor disminuye. En Pai puede que incluso tengas que usar una sudadera ligera por la noche o por la mañana temprano, ¡no te la olvides!

Esto no quiere decir que no debas ir durante otros meses. Otras épocas son menos turísticas pero las posibilidades de lluvia y de calor intenso son mayores.

Aparte de esto sí que hay una época que deberías evitar para visitar Pai y es durante la Burning Season. Ésta es la temporada de quema en el norte de Tailandia donde los agricultores aún practican la técnica de roza y quema. Desde el mes de febrero hasta abril el cielo se cubre de humo y la situación es bastante crítica tanto en Pai como en Chiang Mai.

Especialmente si tienes problemas respiratorios o simplemente por tu salud y bienestar te recomendamos evitar estos 3 meses.

Cuánto tiempo pasar en Pai

La primera vez que estuvimos en Tailandia no fuimos a Pai por falta de tiempo. En la segunda vuelta enmendamos el error y nos gustó tanto el ambiente que se respira allí que acabamos alargando nuestra estancia varias veces.

Lo principal se puede ver con tranquilidad en 2 o 3 días e incluso hay gente que lo visita en uno solo, craso error. El ambiente de Pai merece la pena ser saboreado con más calma. Nosotros nos acabamos quedamos 5 días allí, disfrutando del pueblo y de la tranquilidad de nuestra cabaña en las colinas al otro lado del río.

Si vas con un itinerario más apretado creemos que es posible disfrutar de los alrededores de Pai con 2 días intensos, pero si puedes permitirtelo te recomendamos 3 o más.

Dónde dormir en Pai

La oferta de alojamiento en Pai es amplia. Desde resorts con todo tipo de lujos hasta dormitorios compartidos para mochileros. El precio por noche suele ser un poco más elevado que en otras partes del país pero no tendrás que romper la hucha ni mucho menos, todavía estás en Tailandia. Encontrarás alojamiento decente por 6-8 € al día.

Muchos mochileros optan por alojarse en el propio pueblo de Pai que puede a pesar de su pequeño tamaño puede llegar a ser algo más ruidoso. Si no te importa caminar 10 o 15 minutos (o conducir 3 minutos en moto) nuestra recomendación personal es que mires alojamientos al otro lado del río. En las colinas al este de la ciudad hay muchos “resorts” con precios asequibles en un entorno increíble.

hamaca suandoi backpacker resort
Zona de descanso con hamacas en Suandoi Backpacker Resort

Nuestos 5 días los pasamos en una bonita cabaña del Suandoi Backpacker Resort donde nos trataron genial. 

Si no te convente puedes ver todas las opciones de alojamiento en Pai aquí.

Cómo moverse por Pai

Para moverse por Pai es casi imprescindible que alquiles una moto porque todos los lugares de interés se encuentran en las afueras. Una scooter te dará total libertad a la hora de desplazarte por los alrededores. Además, normalmente apenas hay tráfico por lo que es muy buen sitio para disfrutar del entorno desde la moto sin preocupaciones 

Existe también la opción de contratar excursiones organizadas que te venden en todas las agencias repartidas por la calle principal. Éstas incluyen la mayoría de puntos de interés de Pai pero generalmente te llevarán corriendo a través de ellos sin poder disfrutar de esos lugares con calma. Si te gusta ir por libre como a nosotros y tomarte tu tiempo no te lo recomendamos.

Los 7 lugares que no te puedes perder en Pai

1. Mo Paeng Waterfall

La cascada Mo Paeng es una de las más conocidas de Pai. Se encuentran a unos 10 minutos en moto del centro de Pai y el precio de la entrada es de 100 baht por persona. Está en un entorno natural lleno de vegetación y la cascada cuenta con distintos niveles donde se forman pozas. Los niños locales no dudan en tirarse de una a otra como si fuera un tobogán. Un espectáculo digno de ver mientras descansas sobre las piedras y, si te atreves, siempre puedes unirte a ellos.

cascada mo paeng pai
Cascada Mo Paeng

Recomendamos ir por la mañana cuando pega el sol ya que el agua está helada, cosa que agradecerás. Si te preocupa dónde comer, justo antes de bajar hacia la cascada después de pagar para entrar hay varios puestos de comida. Si el agua te abre el apetito ahí tendrás un Pad Thai listo para calmarlo.

2. Pai Canyon

La atracción más conocida de la zona, el famoso Pai Canyon, se compone de un conjunto de cañones y barrancos de arenisca rojiza con sinuosos y estrechos caminos. La hora punta es al atardecer cuando el lugar se llena de gente tanto por libre como de excursiones organizadas. Realmente merece ir a ver la puesta de sol de todas formas pero si lo quieres para ti solo te aconsejamos ir a primera hora de la mañana o simplemente unas horas antes del atardecer.

pai canyon atardecer
Atardecer en el Pai Canyon

La entrada es totalmente gratuita, sólo tienes que aparcar tu scooter en la parte de abajo y subir por unas escaleras colina arriba. Por la zona del Pai Canyon también hay varias rutas de senderismo no señalizadas. Además, los caminos tienen zonas estrechas y algo peligrosas que pueden resultar en accidentes mortales por lo que no recomendamos adentrarse mucho sin preparación.

Si se te ocurre la feliz idea de ir a ver el amanecer deberías saber que en la zona suele formarse una intensa niebla por la mañana. Nosotros fuimos sin saberlo y no vimos el sol hasta las 11 am, eso sí, teníamos el sitio para nosotros solos.

En definitiva, vayas cuando vayas no te olvides llevar un buen calzado e ir con precaución. El suelo de arenisca puede ser muy traicionero.

3. Land Split

El Land Split es una zona curiosa en la que la tierra se separó por una gran actividad sísmica en 2008. Los agricultores que tenían estos terrenos decidieron sacarle rentabilidad a la situación y lo abrieron al público.

land split pai
Interior de la grieta en el Land Split

La entrada es gratuita aunque a la salida puedes hacer una donación. Los responsables te ofrecen un tentempié con varios de los productos que allí cultivan como: chips de plátano con mermelada de rosella, tamarindo, chips de calabaza, cacahuetes y zumo de rosellas. También venden varios de estos productos así que si alguno te gusta especialmente puedes llevarte un buen recuerdo.

La visita no da para mucho pero es un lugar curioso por el que darse una vuelta y explorar un poco. Además queda de camino al siguiente lugar imprescindible de Pai: ¡el bamboo bridge!

4. Bamboo Bridge

Este puente de bambú se encuentra situado sobre una extensa plantación de campos de arroz. Se construyó en 2016 para conectar el templo budista que hay en las colinas con un pueblo cercano, permitiendo a los monjes ir a buscar comida más facilmente. El bamboo bridge mide casi un kilómetro, siendo uno de los más largos del mundo, casi nada.

bamboo bridge pai
Puente de bambú sobre los arrozales de Pai

La entrada cuesta 30 baht, dinero que recolectan los locales y usan para reparar y mantener el puente que se degrada rápidamente. El entorno es increíble, especialmente antes de la recogida cuando los arrozales están altos y verdes. Recorrerlo todo te llevará un buen rato y podrás visitar el bonito templo al final del camino.

Si quieres disfrutarlo con calma y no morir en el intento te recomendamos ir lo más pronto posible. A medio día el sol es intenso y en los arrozales suele haber más humedad de lo normal por lo que no será una visita tan agradable.

5. Gran Buda Blanco (Chedi Phra That Mae Yen)

El Gran Buda Blanco o Chedi Phra That Mae Yen es un mirador situado en la colina que rodea el pueblo de Pai. Para llegar tienes que subir varios tramos de escaleras y arriba del todo, puedes observar el gigantesco Buda acompañado de unas vistas espectaculares. 

buda blanco pai
Chedi Phra That Mae Yen o Buda Blanco

Puedes ir a cualquier hora pero lo típico es por la tarde para ver el atardecer. No es tan impresionante como desde el Pai Canyon pero es una buena alternativa. Lo mejor es verlo desde los dos sitios y formarte tu propia opinión.

Has de saber que la entrada es gratuita y que el sitio, aunque pueda no parecerlo, está en el complejo de un templo budista. En Tailandia son muy estrictos con esto, por ello para subir hasta el Buda hay que descalzarse y las mujeres tienen que llevar las rodillas y los hombros tapados. Hay gente controlando en la parte de abajo por lo que deberías llevar algo con lo que cubrirte o tendrás que alquilarles un pañuelo por unos 20 baht.

6. Santichon Village

El poblado chino de Santichon es un pintoresco pueblo formado por tribus de las montañas chinas que cruzaron a Tailandia para escapar del gobierno comunista.  No deja de ser curioso pero a nosotros personalmente no nos gustó mucho porque parecía un parque temático de cartón piedra. Santichon queda de camino a la Mo Paeng Waterfall así que si no vas con prisa bájate de la moto y date un paseo por el pueblo.

Si cruzas el pueblo completamente llegarás a una plantación de crisantemos amarillos donde vimos como recolectaban esta flor para secarla y luego hacer té, el cual puedes probar ahí mismo. Ver a las señoras recoger crisantemos entre los campos amarillos nos pareció una estampa digna de ver. Solo por esto merece la pena hacer una parada.

plantacion crisantemos santichon pai
Plantación de crisantemos en la aldea de Santichon

7. Mercado Nocturno

Todas las noches los puestos callejeros de comida y artesanía se montan en la calle principal de Pai. Hay muy buen ambiente y es ideal para cenar algo si consigues decidirte entre tanta comida apetitosa. Una vez cenado puedes ir a tomar algo a cualquier bar con música en directo. Encontrarás varios locales que ofrecen este espectáculo con grupos con muchísimo talento.

¿Aún tienes tiempo? Otros lugares y actividades

  • El mirador Hyun Lai. Se encuentra de camino a las cascadas Mo Paeng y es fácil acercarse con la moto hasta arriba. Han plantado un enorme corazón rojo en la cima que es la delicia del turismo asiático pero que nos parece que estropea el entorno. 
  • Excursión a Lod Cave (Tham Lot). Esta cueva repleta de murciélagos se encuentra a una hora y media de Pai en moto. En ella los locales te llevan en una balsa de bambú por unos ríos que atraviesan la cueva. Interesante si todavía no has visto ninguna cueva de este tipo.
  • Memorial Bridge. ¿Un puente de la Segunda Guerra Mundial en Pai? Así es, a 8 kilómetros del centro se encuentra este puente construido por los japoneses para transportar armas y víveres hasta Myanmar.
  • Visitar las Hot Springs. Concretamente existen 2: Pai Hot Spring y Secret Hot Spring, con un precio de 100 baht para entrar. En ellas los locales cuecen huevos y se bañan así que si eres un poco escrupuloso no es un lugar para ti.
  • Ruta en moto por Mae Hong Son. Un plato fuerte de la región, si te gustan las rutas en moto de varios días disfrutarás como el que más. La ruta en sí merece una guía aparte pero en cualquier tienda de alquiler de scooters de Pai te darán un mapa con información.

Esperamos que con estos 7 lugares imprescindibles que ver en Pai te hayamos convencido ya para no dejarlo de lado en tu visita a Tailandia. Si crees que nos hemos saltado un lugar indispensable para ti o tienes alguna duda escríbenos abajo en los comentarios.

¡Nos leemos en el siguiente post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede que esto te interese